Qué es el MIP?image002

Es el manejo integrado de plagas (MIP) o control integrado/integral de plagas (CIP).
El Manejo integral de se puede definir como la estrategia que utiliza diferentes técnicas de control (biológicas, culturales, físicas y químicas), complementarias entre sí y que tiene como prioridad evitar o reducir el daño que ocasiona una o más plagas sobre un determinado cultivo. Se le da prioridad a los métodos que, siendo más seguros para la salud humana y el medio ambiente, permiten la producción económica de productos de calidad para el mercado o, más aún, en la actualidad conceptos como Producción Integrada, tienen como base del Programa el Manejo Integrado de Plagas.
El MIP es un sistema proactivo que se adelanta a la incidencia del impacto de las plagas en los procesos productivos. Es un conjunto de normas, técnicas y estrategias en control de plagas que al aplicarlo crea un sistema completo y eficaz en el manejo integrado de plagas urbanas.

Importancia del MIP

Para garantizar la inocuidad de los alimentos y nuestro entorno donde habitamos o trabajamos, es fundamental protegerlos de la incidencia de las plagas mediante un adecuado manejo de las mismas.
El MIP es un sistema que permite una importante interrelación con otros sistemas de gestión y constituye un requisito fundamental para la implementación del sistema de análisis de peligros y puntos críticos de control. El Beneficio que da el Manejo Integrado de Plagas integrado es tanto para los clientes como para los especialistas que se benefician con el respaldo del conocimiento, un menor uso de plaguicidas y una mayor satisfacción por los resultados. El sistema MIP es un enfoque de manejo efectivo que integra varias tácticas en un programa lógico para brindar soluciones a corto y largo plazo para problemas de plagas.

 

IMPLEMENTACION DEL PLAN

Para lograr la implementación de dicho plan el personal dedicado al control de plagas deberá hacer un diagnóstico inicial previo, este constará de un reconocimiento del lugar y de la identificación de cada uno de los sectores o puntos, para poder contar con todos los elementos necesarios para la implementación del MIP.
Todos estos puntos serán de suma importancia para desarrollar un adecuado plan MIP. El plan de actividades debe incluir todas las tareas que se desarrollarán dentro del establecimiento para lograr el manejo de insectos rastreros, insectos voladores y roedores entre otros.

Todo programa MIP incluye los siguientes componentes:

  1. Inspecciones frecuentes. Permiten una detención temprana de las plagas y su control a tiempo. Las poblaciones de las plagas comunes aumentan y se dispersan rápidamente. Si se descuida esta parte, las plagas se establecen y causan daños significativos.
  2. Identificación correcta de las plagas. Es el primer paso para seleccionar las prácticas adecuadas de control y poder realizar un diagnóstico correcto con los métodos y estrategias específicas para cada plaga.
  3. Controlar las plagas a tiempo. Los plaguicidas se aplican cuando la población de plagas amenaza con sobrepasar los niveles de aceptación de los residentes, las aplicaciones rutinarias son antieconómicas, ineficaces y contaminan el medio ambiente.
  4. Combinación de dos o más métodos de control. La combinación de dos o más métodos de control es esencial para disminuir a niveles aceptables la población de las plagas el uso exclusivo de plaguicidas u otro método de control por lo general no resuelve el origen de los problemas causados por las plagas.
  5. Registro de la operación. Un historial de todo lo sucedido, incluyendo plagas encontradas, químicos usados, métodos aplicados y avances. Es necesario para corregir fallas y buscar alternativas viables. Es un documento que contiene todo lo sucedido en el proceso de control de plagas.
  6. El sistema MIP se compone por Métodos de control Cultural, Métodos de control Químico, Métodos de control Mecánico, por medio de una inspección se emite un diagnostico por escrito, el cual se propone los diferentes métodos que se necesitan para controlar la plaga, como métodos de higiene y posibles mejoras en las instalaciones, las cuales se recomendara su solución de acuerdo a la problemática encontrada, se aplicara un servicio técnico con productos con registro, respetando las normas de seguridad y aplicación según la etiqueta del producto, posteriormente haciendo el monitoreo y entregando los respectivos certificados en cada servicio y los reportes correspondientes.